miércoles, 16 de marzo de 2011

Buscando retos difíciles... Un tobogán grande.


En los parques que vamos con Acher hay toboganes pequeños, los que son adecuados para su edad, por los que sube y baja sin parar. Normalmente tienen una rampa de madera por la que le gusta subir... Siempre busca alternativas, subir por la parte por donde se baja, bajar boca abajo... Desde muy pequeño le gusta mucho el tobogán y ya hace unos cuantos meses que sube y baja él solo.

En nuestro pueblo hay dos pequeños parques; al que vamos nosotros está acondicionado para los más pequeños y este invierno hemos ido mucho, pero casi nunca hay nadie. Sube y baja montones de veces, de las formas y maneras que quiere.

En casa tenemos un tobogán que nos regalaron unos amigos, pero hasta hace unos meses no lo hemos utilizado casi nada porque era un poco grande para Acher. Pero ya hace unos días vimos que no tenía ningún problema para subir él solo, aunque nosotros siempre estamos detrás "por si aca..."


Este fin de semana me dejó sorprendida.

Vio subir a su prima por el tobogán, en este caso algo más grande de lo habitual, y él fue detrás, sin ningún problema. La escalera de subir ya es de mayores...¡sin ninguna duda! Pero no le supuso ningún miedo. Su abuela siempre estaba detrás...¡por muy seguro que parezca no te puedes fiar!

Pero todavía nos dejó más sorprendidas, a mi madre y a mí, cuando de repente empezó a subir por la rampa de bajar y llegó hasta arriba... Super seguro.




Me gusta que se ponga retos difíciles, aunque hay que vigilar y estar muy atenta. Me gusta dejarle probar y experimentar. Me gusta que no tenga miedo y que disfrute tanto. Me gusta verlo feliz. Me gusta ver cómo evoluciona, como crece, como mejora su motricidad. Me gusta compartir todos estos momentos con él. Me gusta ser mamá.

6 comentarios:

  1. me encanta cada vez que descubren que pueden hacer algo nuevo :-D (aunque las primeras veces estoy con el "aissss espero que no se caigaaaa" pero procuro que no lo note)

    ResponderEliminar
  2. Guauuuuu, Acher!!! Qué valiente y qué mayor ya!!!!

    ResponderEliminar
  3. Halaaaaaaaaa!!! que campeón!! Ese tobogán era muy alto ehhh

    ResponderEliminar
  4. me deja alucinada, como sube! yo estaria muerta de miedo diciendole todo el rato, cuidado cuidado! jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Joé como sube el tío! Yo por las escaleras no le dejo subir, pero viendo a Acher, debería dejarle probar verdad? Ahora que lo pienso, normalmente siempre le dejo hacer y probar cosas pero lo del tobogan que suba por la escalera tan alto me debe dar miedo y no le dejo, no lo había pensado.... El domingo hace 17 meses, y el nene es muy ágil, me da un poco de miedo esos que tienen varias salidas porque no llego sóla a todas y éste es Juan Sin Miedo, pero iré a alguno como el de la foto y probaré a dejarlo, Buf que rollo te he metido con un tobogán eh? jaja. Un besote

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que nos dejó bastante sorprendidas subiendo por allí, pero tampoco se lo manifestamos. Le dejamos hacer, estanto atentas, sin más.

    Marta, si él quiere subir por las escaleras, déjale. Tú siempre detrás y muy cerca, claro. No le pongas tú, sólo si ves que él tiene la iniciativa... A mí no me da miedo, siempre y cuando yo esté muy cerquita, sin tocarlo, pero cerca. ¡Ya nos contarás!

    Un besico a todas.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...